Vuelve a empezar y triunfarás

Vuelve a empezar y triunfarás – Si sigues mis entradas, sabes que en una de ellas he recalcado bastante de que todos tenemos una vocación, con la que hemos sido obsequiados y la misión de cada persona es descubrir cuál es. De hecho mi programa El Arte de Vivir está orientado hacia las tantas personas brillantes que existen, sean mis invitados como ejemplos o sean los oyentes que llevan su propio arte de vivir pero aún no lo han sacado a relucir. De esta manera, tanto mis invitados como los oyentes se puedan nutrir de esa bella energía en expansión, el hecho de dar y recibir hace que se crea consciencia en este espacio. Hoy, por problemas técnicos, no pudimos realizar el programa, y porque amo lo que hago, primero me entristeció pero luego pensé que así aprovecho a escribir esta entrada, reflexionando. Empecé, me fui a tomar un café, volví a retomar la escritura y en medio de todo se me fue la luz. Me dije: “Wow, menudas señales.” Vuelvo a escribir desde cero, sin distracciones, sin luz, sin internet, desde mi sofá, con mi portátil, en silencio, con la compañía de mis dos mininos y la inspiración apareció sola, sobre este tema, que no es el mismo de antes. ¿Será que “colectivamente” hay una necesidad de ello? Realmente no importa la razón, el hecho es que mientras escribo, siento la gran necesidad de motivarte a ti, que a lo mejor estás leyendo mis palabras y algo en ellas te anima y te das cuenta de que volver a empezar es bueno, además cuentas con la experiencia anterior. Por mi parte, aún me falta rodaje como “escritora” y/o “bloguera”, he empezado hace poco tiempo, pero una cosa tengo muy clara y es que mi vocación es comunicar, transmitir y desde este lugar ayudar a los demás. Hay muchas personas, que son ya muy expertos en esa misma línea, yo aun no soy tan experta pero ya he dado el primer paso, solo aporto mi granito de arena, mi maestría viene con la experiencia. Y seguiré mi corazón con esta energía, porque sé que mientras camino, me hace feliz y solo así puedo contagiar a los demás y animarlos a que abran los ojos y se vean tal como son, personas grandiosas con talentos únicos.

A veces las circunstancias, que en el primer momento te pueden parecer como un acontecimiento desafortunado, desagradable o como una catástrofe personal, con el tiempo resulta que es lo mejor que podría haber ocurrido. El tiempo, ese maestro tan único en su especie, es tan necesario para que veas cómo junto con la paciencia se coloca todo en su lugar. La vida te pone a prueba, no por ser traviesa, sino para que seas creativo, espabilado, para que pienses y ejercites tu agudeza mental, tu capacidad de supervivencia, tus dones y talentos. Para no ir tan lejos con los ejemplos, la misma crisis, sea cual sea en tu vida…la ves como una gran oportunidad o la ves como un gran desastre. Tú eliges siempre.

Hay un refrán que me encanta y describe perfectamente a lo que me refiero: “No hay marinero que se haya hecho marinero en un mar en calma”, o también “Ningún maestro cae del cielo”, etc. Eso claramente quiere decir que las personas que consideras un experto, alguien a quien sigues, a quien admiras, que es tu ejemplo, tu guía, también ha pasado por lo mismo que estás pasando tú. La maestría, sea en el campo que sea, se adquiere con la experiencia, las miles de caídas y resucitaciones, las miles de repeticiones. Pero no a base de repetir y ya está, primero la vida te pone a prueba, te lo pone algo difícil para que seas atento, habrán personas que te servirán de espejo de tu mente diciéndote lo poco probable que es para que consigas tus objetivos, habrán contras que te harán estremecer y hasta dudar de ti. Está bien todo esto, menos que dudes de ti. Permítete caer y levantarte, cuantas veces lo hagas eso no importa, permítete llorar, patalear, enfadarte para sacar esa energía de ti, grita, deja la actividad, pero solo un rato y vuelve a intentarlo…todo esto es perfecto, porque cada vez que te levantes serás más fuerte gracias a la experiencia anterior. Pero JAMÁS dudes de ti, de tu grandeza, de tu luz única, de tu música interior, eres un original y no hay una persona igual que tenga tu vibración. Tu misión te espera y solo depende de ti si decides actuar y salir de tu zona de confort, o si te dejas llevar por la corriente de forma pasiva.

Hay muchos ejemplos a lo largo de la historia, todos y cada uno de los inventores, personajes distinguidos, artistas, etc…en sus inicios han sido denominados de locos, sus ideas como imposibles, improbables. Si ellos hubiesen hecho caso a las contras en forma de circunstancias y personas, aún estaríamos viviendo en las cavernas…sin luz, sin casas tal como las conocemos ahora, sin coches, sin aviones, sin teléfono, esto a modo de ejemplos más destacados. Está claro que los progresos positivos de nuestra civilización es una gran obra, como el resultado de un conjunto de las mentes brillantes y sus obras individuales, las que aportan a la humanidad y de las que podemos disfrutar.

Por eso, cree en ti siempre, porque la humanidad te necesita, no hay nadie igual que tú. ¿Estás tú solo? Sí, claro, pero la orquesta se compone de muchos instrumentos y tu melodía es tan importante como la de tu compañero de orquesta, sin ti la composición no quedaría igual, siempre faltaría algo. Eres importante en este mundo y tu vocación también, siempre habrá un grupo de personas afines a ti, a los que te puedes unir y con los que puedas compartir. Unión hace la fuerza….si juntas las gotas lo suficiente, verás un mar lleno de infinitas gotitas. No faltes y ponte en acción. El mundo te necesita a que brilles a tu manera.

Hasta aquí mi post. Ahora mismo estoy envuelva en una vibración súper positiva, con ganas a que te lleguen estas palabras, cargadas de cariño, fuerza, ánimos y motivación. Tu eres lo más importante en tu vida! Vuelve a empezar y triunfarás

Feliz día…Feliz vida! 

Deja un comentario