Todos necesitamos amor

Todos necesitamos amor – Con este nombre hemos realizado el último encuentro de Biodanza en Lanzarote, impartido por Maite Bernardelle formadora internacional del GENUÍNO SISTEMA BIODANZA SRT discípula directa del profesor Rolando Toro Araneda, creador del sistema Biodanza y organizado por la artista lanzaroteña Desireé Dorado.

Pero ¿Qué es la Biodanza? Sinceramente es un reto escribir este artículo porque hay vivencias que para mi son algo difíciles de transmitir, han de ser vividas para ser entendidas, porque cada persona lo vive de otra forma. Pero para eso saco mi parte creativa y expreso con palabras algo vivido desde lo más profundo de mi ser.

La Biodanza nació hace unas décadas en un hospital psiquiátrico de Santiago de Chile, creado por Rolando Toro. Luego de haber aportado inmensos beneficios en el ámbito de la enfermedad mental ha pasado a formar también parte de la salud en general para todas las personas que desearan realizar una profundización de sus potenciales genéticos obteniendo una mejor calidad de vida donde la salud, la creatividad, la alegría y el amor pudieron expandirse con facilidad. Biodanza, la danza de la vida, como la ha denominado Rolando Toro. Este sistema de música y movimiento y emoción es un medio para desarrollar las cualidades humanas y poder crear las nuevas alternativas de cada uno. Utiliza la música, el movimiento y la integración grupal, en un enfoque vivencial, con bases en las ciencias naturales (biología, fisiología, etología). Orientado tanto a los que desean mejorar su calidad de vida como a grupos especiales (niños, ancianos, enfermos, parejas, etc.)

Este sistema incluye la actividad corporal y estimula las emociones a través de la danza y el encuentro humano, con el objetivo de armonizar, sanar y tranquilizar al sistema energético del ser. Realmente se trata de volver al estado natural, que por diversos motivos se va perdiendo a medida que nos hacemos mayores. Este desequilibrio hace que dejemos de vibrar en nuestra esencia y aparecen diferente tipos de desajustes acompañados por el sufrimiento de no vivir en la identidad de uno mismo. Así el Sistema Biodanza permite, de forma muy agradable, volver a ese estado natural y recordar de quién es cada uno en su realidad más pura. Hablamos de ciertos ejercicios que aumentan la consciencia corporal mientras que otros sirven para disolver el límite corporal. Toda la vivencia en un taller de Biodanza se queda impresa en las células y por ende se produce la reestructuración y sanación del ser.

Actualmente el Sistema Biodanza está extendido por el mundo entero y en continua expansión, precisamente por los beneficios y la efectividad tan impactantes. Únete al movimiento Biodanza, por un mundo mejor. Sé el cambio que quieres ver en el mundo a través de la energía del amor.

Gracias por leer, por estar. Hasta el próximo post. Feliz día, Feliz vida! 

Deja un comentario