¿TE GUSTA LO QUE VES?

Espejito espejito ¿quién es la más hermosa del reino? Es la famosa frase de la reina del cuento de Blancanieves. Si la respuesta era positiva, ella se marchaba tan contenta. Pero el día que la respuesta del espejo no era la esperada, se empezó a preocupar y se enfureció tanto que organizó el asesinato de su «competidora».

Cada persona tiene uno o varios espejos en su vida, sea en forma de cristal o en forma de otras personas con las que interactúa. En la mayoría de los casos no gusta lo que se ve y señalamos con el dedo hacia fuera, o es lo que pensamos. Pero en realidad nos seguimos señalando a nosotros mismos, porque precisamente es nuestro reflejo al que estamos mirando.

Hay personas que prefieren romper el espejo o las relaciones. Pero no se dan cuenta que hasta que la imagen original no haga cambios, por más cambios de espejos que hagan, el reflejo seguirá siendo el mismo.
Por lo tanto, cuando algo no te guste en la imagen que ves, sea en el espejo de cristal o en la otra persona, sería interesante preguntarte que es lo que puedes mejorar en ti mismo para que la próxima vez que te veas en otros sea una imagen más de tu agrado.

Un reflejo que no nos agrada, nos saca de nuestra zona de confort, sacude nuestra paz y crea una cierta perturbación. Solo de ti depende que haces con ello. Si pretendes cambiar el reflejo, siendo víctima, seguirás rompiendo espejos toda tu vida. Si decides cambiar el original de forma consciente, el próximo reflejo que veas, será diferente.

Los espejos son realmente mágicos, siempre y cuando permitamos que la observación, entendimiento y acción forme parte de nuestra vida. Y ahí es cuando la vida es magia en un mundo de espejitos mágicos.

Zuzana Sai

Deja un comentario