Salir hacia adentro

Salir hacia adentro. La situación del COVID 19 nos ha forzado a regresar a nuestro interior. Desde hace mucho tiempo la mayoría de la gente andaba desconectada de sí misma, de su esencia, de sus emociones, de sus seres queridos, de la naturaleza…en fin, de la vida. Ahora es el momento de dejarse de banalidades. Es el momento de dejar de pensar solo en las necesidades de uno mismo y pensar en los demás.

Esta situación nos invita a tomar consciencia y nos ayuda a entender que la solución pasa por mirar hacia dentro, volver al corazón. Conectar con nuestra esencia, repasar nuestros valores y desde ese lugar tan sagrado que todos tenemos volver a relacionarnos con los demás. Desde la unidad de consciencia, desde la humanidad que nos une, desde la verdadera coherencia.

Es un momento de colaborar en vez de competir. No estamos separados de lo que nos ocurre. De hecho estamos comprobando que efectivamente, somos uno y siempre lo hemos sido, solo que lo hemos olvidado. Esta situación nos iguala a todos independientemente de su estatus, raza o ideología…

Nos vemos en la obligación de ser responsables con nosotros mismos y también con los demás. Y eso de forma inconsciente le rechina a mucha gente. Muchos prefieren quedarse en el victimismo quejándose de lo mal que están las cosas en vez de tomar las riendas de sus vidas y aprovechar esta dificultad como un reto y una oportunidad de crecimiento.

Todos viajamos en el mismo barco. Es evidente que el coste humano y económico será elevado pero la diferencia está en cómo elijes vivir aquello que llega a tu vida. Si es desde el miedo atraerás lo semejante. Si elijes verlo desde el amor, esta aparente desgracia se puede transformar en algo extraordinario y constructivo, tanto a nivel personal como a nivel global. Tú elijes.

Gracias por tu tiempo. ¡Feliz vida! 💜

Deja un comentario