Que tu vida sea un viaje irrepetible

Cuando viajas sales de tu entorno conocido, de tu rutina, y ves otros lugares, otras costumbres, respiras otro aire, amplias tus conocimientos geográficos, etc. Lo mismo pasa cuando sales de tu zona de confort mental: te abres a otras posibilidades y es entonces cuando la magia ocurre.

Acabo de regresar de un viaje relámpago. Nada más que 1600 km recorridos en coche a lo largo de 4 maravillosos días. Estos días he tenido tiempo de ver muchas cosas hermosas de la zona norte de España y sur de Francia. Como de costumbre, no hemos parado. Pero sí alcancé a tener mis momentos de reflexión, del silencio en el que muchas veces me refugio.

He llegado a ciertas conclusiones personales que quiero aplicar en mi vida. Una de ellas me apetece compartirla con vosotros, queridos lectores. Me parece curioso como funciona la mente humana al salir de lo conocido. Como se van entrelazando vidas con las maravillosas personas desconocidas o no que nos acompañan en nuestros viajes. De algunas, por las razones que sean, me acuerdo mucho tiempo después de finalizar el viaje. Los lugares se quedan grabados para siempre en el alma. Hay sensaciones y momentos que me encantaría detener en el tiempo para disfrutarlos un poco más.

Y está claro, el momento presente es lo único que cuenta. Sobre todo durante un viaje porque no sabes si volverás a ese lugar. Por eso es importante viajar, «perderse» sin perderse un detalle estando lo más presente posible. Hay que disfrutar de esos momentos al máximo, porque se van.

Al día siguiente, ya de vuelta en casa, en la rutina, ese viaje forma parte del pasado, en los recuerdos…Dibujándose una sonrisa en mi rostro tengo la feliz sensación de haber vivido un camino irrepetible. Te animo a que así sea tu vida…cuando llegues al final y mires atrás podrás decir, podrás sentir con todo tu Alma : «¡¡¡He vivido!!!»

Feliz día, Feliz vida!
Zuzana Sai

Deja un comentario