Morir para renacer en tu mejor versión

MORIR PARA RENACER EN TU MEJOR VERSIÓN ¡¡BENDITAS CRISIS!!! Es lo que siempre pienso. Puede que tú también opines lo mismo, aunque reconozco que no resulta sencillo recordarlo durante el proceso en la mayoría de las ocasiones. No obstante, tener en cuenta que todo pasa y siempre pasa con un propósito, al menos a mi me sirve. Además sabemos que después de la tormenta siempre sale el Sol.

Observa la naturaleza y puede que encuentres un símil. Hay ejemplos muy claros: la transformación de oruga a mariposa, la renovación de la piel de los reptiles, cada temporada las hojas caen de los árboles para dar paso a nuevos brotes primaverales…morir para renacer!

A pequeña o gran escala, la vida es cíclica, llena de altibajos como los mismos latidos de tu corazón. Eres pura vida, por lo tanto, si estás pasando por una crisis, no te resistas a ello. Solo permítete volver a ti, escucharte sin juicio y preguntarte sin miedo: ¿Para qué me está pasando esto? ¿Qué me hace sentir esto que tanto me duele? Una hoja en blanco y un bolígrafo es una buena forma de canalizar las emociones que no entiendes. Una vez escrito lo que te vino a la mente, déjalo reposar pero sin olvidarlo. Date un paseo, medita, haz algo que te relaje y te conecte contigo mismo…las respuestas suelen llegar cuando vuelves a conectar contigo. Ten paciencia, no es inmediato. Tarde o temprano podrás observar como todo se va acomodando. Y cuando la claridad y el entendimiento se hacen presentes las respuestas comienzan a llegar.

Finalmente te das cuenta que has pasado un proceso doloroso y a la vez necesario que seguramente te ha movido de tu zona de confort. Y eso es lo que te hace crecer, permitir que el proceso siga su curso para así renacer, dejando que tu versión renovada deslumbre al mundo. Naciste para brillar, ser feliz y contagiar a los demás con tu mejor versión. Recuérdalo siempre!

Feliz día, Feliz Vida!
Zuzana Sai ♥

Deja un comentario