Libertad como derecho de nacimiento

Libertad como derecho de nacimiento – parece un conjunto de palabras algo utópico pero no es así. Realmente nacemos libres y vivimos libres, si así lo decidimos. Podemos analizarlo un poco…Rebobina a tu infancia, fueran las circunstancias que fueran, recuerda tu comportamiento de cuando eras niño o niña, tu forma de expresarte y moverte de forma espontánea y con cierta frescura y esa bella inocencia. Con tu «amigo imaginario», en tu mundo todo era posible y creías en la magia de la vida, observabas más la naturaleza y los detalles en ella, te quedabas con las sensaciones y te parecían tan reales sin lugar a dudas, sonreías más contigo mismo/a y con los demás, tenías la certeza de que el sol siempre volvía a brillar pasara lo que pasara, jugabas más… ¿Lo recuerdas? Pues ahora cierra los ojos por unos segundos, respira hondo y quédate con esa hermosa sensación…

Bien…¿en qué momento dejaste de ser niño o niña? Da mucho para pensar, de que a raíz de la «educación» hemos dejado de ser niños. La educación en sí es totalmente necesaria, porque el conocimiento es poder. Pero la educación se ha convertido en una especie de acoso e imposición de ciertas obligaciones que a la sociedad le interese. Entonces se les mete a todos en el mismo saco en vez de permitir también, conjuntamente en una línea de educación general necesaria, que cada niño se exprese libremente, salgan a la luz sus talentos y dones que ha venido a ofrecer al mundo. Cuando eso sucede y de manera constante se les inculcan valores como «tienes que estudiar tal cosa para asegurarte el futuro»….automáticamente entran en modo «copia a presión», haciendo lo que les dicen, pero no lo que ellos realmente sienten que quieren hacer. Esto lo menciono solo para ver donde está el punto en el que puede que dejaste de ser el niño o niña y por ende empezaste a perder esa libertad de expresión a la que me refiero. Porque de allí a entrar en el bucle lo que la sociedad impone que es lo «correcto» hacer o decir, hay tan solo un paso y allí te quedas de adulto, porque resulta «cómodo» estar en un lugar donde haces lo que te dicen que tienes que hacer, sin pensar ni sentir. Y así va el mundo.

¿Pero que ocurre cuando no te gusta ese tipo de vida pre diseñada e impuesta? Empiezas a quejarte, no eres feliz ni contigo ni con tu entorno, ese lenguaje conlleva una programación a nivel celular y tu cuerpo, tu mente, tu Alma empiezan a enfermarse. «Si ¿Pero que hago?», es un clásico. Y como la pregunta es así de corta y sencilla, la respuesta también lo es y digo: «Párate, cierra los ojos, respírate y escucha ese silencio que te habla y actúa» ….Puedes plantearte las preguntas tipo: ¿Lo que hago me hace feliz? ¿Que es lo que realmente me haría feliz? ¿Puedo hacerlo? ¿Como puedo hacerlo?…etc. y acto seguido actuar. Ah….actuar si es importante, sin acción nada sucede, pero actuar con coherencia. Por favor, no estoy promocionando la libertad como acto de locura, sino como acto coherente. Tienes una gran capacidad impresionante para adaptarte a los cambios, a ingeniar cualquier tipo de solución y a crear tu propia realidad, solo puede ser que has estado mucho tiempo acomodado al sistema y salir de esa comodidad cuesta. La libertad requiere responsabilidad y la mayoría no están dispuestos asumirla, entonces prefieren dejarse llevar por las masas, seguir quejándose y enseñar con el dedo a los que sí logran su libertad, etiquetarlos como «locos», alimentando la idea de que la libertad responsable y coherente es una utopía, solo porque ellos no lo han logrado.

Pero gracias a la era de comunicación (algo bueno tiene que tener), que conocemos muchos casos a lo largo de la historia, de como en principio con sus aparentes locuras ciertos individuos han podido lograr su libertad, enfrentándose a sus miedos como sus mejores maestros, muchas veces teniendo a todos en contra suya y con esa idea fija, persistencia y ganas han logrado grandes cosas en sus vidas. Con esto te animo a que dejes de sobrevivir y empieces a vivir. Los comienzos no son duros, son aventureros y la vida es una bella aventura. Te aseguro si empiezas el primer paso el camino se te irá mostrando. Ten Fé en ti mismo, eres creador/a de tu vida, no permitas que las imposiciones y obligaciones de la sociedad te apaguen tus sueños. Hoy en día existen muchas herramientas de auto ayuda, personas luminosas que te pueden ayudar. Pídelo y se te dará. La vida está esperando a que muestres tu obra de creación, tu esencia, lo que viniste a dar en este mundo, tu magia. No desperdicies tu vida solo porque alguien te dice que no puedes. Tu sí puedes! Libertad como derecho de nacimiento

Y aprovecho de colgar mi última entrevista de mi programa El Arte de Vivir, donde mis dos invitados han venido desde Gran Canaria a dar un curso a Lanzarote. Inma Pedrero (Conferenciante, Formadora, Canalizadora, Escritora, Canta-autora) más bien conocida por Inma Imshaya y a Fidel Castro Hernandez (cuenta con más de 30 años de experiencia en Ufología, Formador en Visión remota, Comunicación extrasensorial, entre otros), ambos pertenecen al Proyecto Imshaya. Mediante sus dones y diferentes técnicas, ayudan a los demás a reencontrarse. Aunque esta entrevista está hecha en Canarias, ellos responden a cualquier llamamiento para desplazarse a nivel global, precisamente por el cumplimiento de su misión y en los tiempos que vivimos a nivel planetario.
Para ver más info y hacer un seguimiento posterior vean su web inmaimshaya.wordpress.com
Disfrutenlo!

Hasta el próximo post. Gracias por tu tiempo. Feliz día…Feliz vida! 

2 comentarios en “Libertad como derecho de nacimiento”

  1. Zuzana….quería agradecerte las aportaciones que estas haciendo, me alegra ver tu evolución y que puedas desarrollar todo ese potencial que tienes, que hayas encontrado el camino, TU CAMINO y que lo disfrutes todos los días de tu vida compartiendo con los demás tus experiencias y sabiduría, me motiva para seguir y para pensar que si se puede, que yo también lo puedo hacer, podre desarrollar ese potencial que siento que tengo y no se como, me ha dado muchas fuerzas hoy para continuar y queria agradecertelo, a mi me sirve mucho, millones de gracias???

    Responder
    • Muchas gracias a ti Laura. Tu palabras me llegan al corazón y me llenan de felicidad. El hecho de ver que puedo aportar y ayudar desde mi lugar, es altamente gratificante, tanto para mi como para los demás. Gracias, gracias, gracias! :* :* :*

      Responder

Deja un comentario