La complicidad

La complicidad. Interactuar con los demás nos puede dar muchas pistas en el momento de nuestra propia indagación. Aprendemos y nos conocemos a nosotros mismos cuando nos relacionamos con los demás, está claro.
No obstante algo mágico ocurre cuando se trata de la complicidad. Es un tipo de conexión un tanto peculiar. Y a veces ocurre con las personas y encuentros menos pensados. Y cuando ocurre, literalmente todo es posible. Llámalo como quieras, la alineación de los astros, conexión de almas, misiones de vida que se encuentran, etc. Todo ello tiene un propósito.

Las preguntas que pueda surgir ¿Por o para qué? ¿A dónde nos llevará? Sinceramente en algún momento de mi vida dejé que buscar respuestas a ese tipo de preguntas. Simplemente dejo que mi corazón sea mi brújula y permito que la vida me vaya mostrando el camino. Es una liberación permitir. Saber disfrutar el momento de la complicidad y soltar las expectativas.

En una reciente experiencia con una amiga, donde la complicidad surgió, me tiene en estado de reflexión y agradecimiento profundo. Si tuviera que sacar un único instante y hacerlo eterno, sería ese momento de mirarle a los ojos. Ese instante donde sentí un encuentro de dos almas de otros tiempos. Una mezcla de inmensa paz y felicidad. Y por supuesto acompañado de risitas y carcajadas. Ese único instante está grabado en la retina de mis ojos y jamás lo olvidaré.

Y de eso va la vida, ser consciente y saborear cada instante que puedas y con quién puedas….

Tan solo me queda agradecer profundamente a todos aquellos que han pasado por mi vida, a todos los que están y los que llegarán.

Todos vosotros sois parte de mi. Partícipes en ese juego tan peculiar llamado vida.
Gracias, gracias, gracias de corazón.

Feliz día, Feliz Vida! 

Leave a Comment