Expectativas destructivas

Expectativas destructivas – No permitas que lo que no corresponde a tus expectativas preconcebidas destruya tu felicidad y la posibilidad de disfrutar del presente. Es un factor muy común en la mayoría de las personas y es el de vivir en las expectativas y cuando no sucede lo que esperan, su castillo basado en las mismas, se desmorona.

Reflexioné sobre esta entrada, tras recibir un mensaje de un amigo mío esta mañana. Al preguntarle ¿Todo bien? acto seguido me contesta “No tan bien como me gustaría”. Luego se desarrolló la conversación pero esa simple frase se me clavó en la mente y pensé que por norma general el ser humano nunca se conforma con lo que tiene en el momento presente, no lo disfruta, porque siempre está persiguiendo la zanahoria con las expectativas que desfiguran la realidad, de cómo será el momento al atrapar la zanahoria, de esa manera persigues algo que quieres pero vives en un estado abstracto sin disfrutar la única realidad del presente, creando así un estado de ansiedad y cero plenitud. Así siempre estarás pensando que no serás feliz hasta que consigas ese algo que imaginas como, cuando y donde ha de ser.

Está bien tener metas y sueños que deseas cumplir, organizarte para que así suceda, pero el disfrute sucede durante el camino, el día a día, el «HOY» es tu regalo, por eso se le llama EL PRESENTE. Disfruta, hagas lo que hagas, pero disfrútalo aquí y ahora. Si haces eso, lo sembrado tendrá esa energía, del disfrute, no del descontento de un “mañana” que aún no llegó. Es preferible eso a tener ciertas ideas preconcebidas y al ver que no se cumplen como lo imaginabas, te rompe los esquemas. Todo lo que hagas o lo que te venga, está bien, es perfecto tal como es, siempre hay un aprendizaje en cada experiencia, aunque no venga con la forma que imaginabas.

Puedes pensar que hay muchas publicaciones, como por ejemplo de la Ley de Atracción, y es lo contrario lo que estoy contando ahora. Pues no. Veamos, los sueños, los anhelos, los deseos, es importante que los tengas, que los visualices, incluso que uses las técnicas que te recomiendan diferentes tipos de vías, todo eso es perfecto. Pero la vida es variopinta, en un continuo movimiento y si te da lo que anhelas de color azul eléctrico, en vez del azul celeste que querías, sé feliz porque es azul, sin detenerte a pensar y sufrir, quejándote de que el tono del azul no es exactamente como te lo imaginabas. La vida te lo da en un azul diferente pero tu puedes poner de tu parte y acercarlo al azul que a ti te gusta, para eso eres un ser excepcional y creativo. Y si no lo quieres adaptar también puedes simplemente aceptar, agradecer y ser flexible a la hora de recibirlo. Creo que ésta ha sido la metáfora que mejor se entiende en forma global, sin entrar en ejemplos concretos. Es aplicable desde lo más pequeñito hasta lo más grande, para todo y para todos.

Si te permites aplicar esto a tu vida, te sentirás con más ligereza, con más fluidez, sin presión a ver si todo sale según lo trazado rígidamente y no vivirás con una idea destructiva de tu posible futuro según tus expectativas, evitarás el sufrimiento, basado en la inflexibilidad mental y esperar ciertas ideas, sin tener en cuenta que muchos factores pueden variar. Recuerda que hay infinitos futuros posibles y tu eres el co-creador de tu vida. Márcate tus metas, pero fluye y disfruta del camino y sea lo que te venga, agradece porque la gratitud es una energía que multiplica y porque todo es un indicativo para tus próximos pasos para acercarte a tus objetivos. Y si no te viene lo que tanto anhelas, si en vez de un azul te llega un verde, revisa la coherencia entre tus pensamientos, sentimientos y actos. En uno de los próximos asuntos será el de los decretos a la hora de querer conseguir tus objetivos.

Y antes de terminar esta entrada, he de informarte que mi programa de radio El Arte de Vivir sigue, solo que hay cambios y nuevos acuerdos de colaboración, mientras tanto está en pausa durante un corto periodo de tiempo, pero el nuevo formato está genial. En estos días te informaré para que puedas seguir escuchando las entrevistas con personas especiales y para hacer tu vida más feliz, porque me encanta verte sonreír. Está hecho por y para ti, para recordar quien eres y que eres un ser muy especial con talentos únicos. Cree en ti 🙂

Hasta aquí la entrada de hoy. Muchas gracias por leerme, por estar ahí. Recuerda que tu eres lo más importante de tu vida. Nos vemos en la próxima publicación. Feliz día…Feliz vida! 

Deja un comentario